martes, 2 de noviembre de 2010

Tras la tempestad...


Luces, colores, luces, vida,... cuando una puerta se cierra, afortunadamente queda siempre una ventana abierta, que aunque no te permite salir, al menos te deja respirar aire puro...
Gracias a todos los que estuvieron, están y estarán.
Y en especial a ti.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

claro, siempre hay una ventana o una rendija por la que respirar, y algunas veces sirven hasta para escapar... un beso!

Rosalía dijo...

Pues yo no doy con ella ...

kukireyes dijo...

Aki estaremos para lo que necesites siempre muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa guapaaaaaaaaaaaa!!! Felizz por tiiiiiiii...

JMGarrido dijo...

¡¡Ele!! Esa es mi Elena. Así te quiero yo ver y me alegro de ver, luces de sol, con esos colores vivos y alegres.
Rosalía, seguro que la hay, solo hay que tener esperanza y buscarla. El que más, el que menos, la hemos tenido que buscar alguna vez...
Ánimo y un beso.

Un Besaaaaaaazo Elena...

trompeta-sangre dijo...

Claro que si reina mora siempre hay una puerta, y espero que esa puerta te abra un caminoa Burgos, me la debes.
Un besazo enorme, te quiero amiga.